Mis amigos de Azul no necesitan que les cuente porqué el nombre de mi blog. Para los demás diré que Conejo es el "sobrenombre" con el que crecí, y "EL campito", la finca familiar a las afueras de Azul, en las chacras, donde hemos pasado muchos momentos felices junto a la familia y amigos, bien sea trabajando, comiendo un asado, tomando mate, o simplemente dejando discurrir la alegría de aquellos días.

miércoles, 9 de agosto de 2017

QUE PODEMOS ESPERAR DESPUÉS DE LAS PASO


En primer lugar, tener presente que las PASO tal como están planteadas en esta oportunidad, son una gran encuesta nacional de intención de voto, un lujo que no se lo permiten ni las más ricas democracias. Por lo tanto, el lunes 14 no bebiera pasar nada, y de hecho no pasara nada factico, aunque sí el resultado influirá en la psiquis de algunos actores clave. Por ejemplo el dinero, que siempre es miedoso, y ante un triunfo de CFK podría llevar al dólar a cotas bien altas. Recordar que el dólar comenzó a subir cuando CFK anuncia su candidatura.

El martes siguientes a las PASO vencen 500 mil millones de pesos en Lebac, casi la mitad del total del dinero en circulación, y esa terrible masa de pesos si se da un triunfo claro de CFK haría mucho daño al Peso. De ocurrir cualquier ruido extremo en el mercado y en la sensibilidad de la gente, en mi modo de ver actuaria en contra de CFK para la elección de octubre; el miedo al pasado se apodaría de una gran masa de electores de Masa que cambiarían su voto, y por lo tanto debiéramos tomar un revés del gobierno en la PASO de la provincia de buenos aires, solo como lo que es, una encueta que no está dando bien al gobierno, y por lo tanto, habrá que  actuar en consecuencia. El miedo está jugando en las dos orillas de la grieta, y el que juegue mejor esta herramienta ganara en octubre. 

lunes, 31 de julio de 2017

DOLARIZAR LA ECONOMÍA

En situaciones críticas de inflación, de las que hemos padecido varias y complejas, en ningún caso se atacó lo que realmente origina la inflación: el déficit fiscal y la constante oferta monetaria para financiarlo.
Siempre que la inflación se dispara se ha recurrido a “planes antinflacionarios” poco serios, siendo quizás el de mayor envergadura, la Convertibilidad. Aun en este caso, los gobiernos (nacional y provinciales) no tenían el corsé necesario para evitar el gasto público que genera el populismo, y así la irresponsabilidad fiscal tumbo dramáticamente la convertibilidad.
En la economía argentina desde hace más de cincuenta años, el Peso como monedad (recordar que también hubo Australes, Peso Argentino etc.) nunca fue tenido en cuenta por la sociedad, sino que el Dólar ha sido y es la moneda de referencias, y no para grandes inversiones, sino para compras cotidianas.
Por lo tanto, antes o después, cuando la nueva crisis fiscal y de deuda llegue como producto de no haber actuado sobre el déficit Fiscal, creo que hay una y solo una posibilidad de atacar el problema: de una buena vez adoptar como moneda el Dólar. Ello no solo erradicaría la especulación y el aumento de los precios, sino que echaría a los gobiernos un corsé que los obligaría a imponer la integridad fiscal. Recién a partir de ahí, rebaja de impuestos mediante, los precios en la Argentina se podrán alinear con el mundo.
El día que ese panorama se presente ante notros, la sociedad apreciará los beneficios de la austeridad republicana, fuente en la que abrevará la grandeza nacional.

lunes, 12 de junio de 2017

ESTAMOS DERROTANDO LA INFLACIÓN?


SI nos atenemos a los indicies, vemos que sí. Ante la pregunta si es sustentable, sostengo que no.
En una economía nacional regulada (la nuestra lo es), el único que puede crear inflación es el gobierno y su banco central. Ellos son los responsables del desequilibrio entre la producción y la demanda, lo cual causa una subida continuada de los precios. Es el Estado el que tiene la exclusividad de administrar la ecuación gasto público/Ingresos y cuando ésta relación se desequilibra negativamente, entramos en difícil fiscal. Cuando este desequilibrio no se ajusta racionalmente, hay solo dos maneras de enjugarlo, a) emitiendo moneda, b) contrayendo deuda. En el primer caso, “aparentemente” es más conveniente que el segundo, ya que la emisión de deuda conlleva el pago de intereses que aumentan el déficit (cuasi fiscal). Pero hay que afirmar que tanto una alternativa como la otra para financiar el déficit, ambas son letales para el desarrollo de la sociedad.
Veamos los siguientes datos: a) el Estado sostiene un déficit fiscal total en torno del 7,5% del PIB; b) en el pasado el déficit se cubrió con emisión monetaria, hoy con deuda externa e interna; esto ha llevado a que la base monetaria más Lebac esté en el 19 % del PIB); c) no parece haber intensión en la sociedad de pagar el costo que conlleva reducir el déficit fiscal. Ante este panorama, ¿Es posible que baje la inflación?. No. Entonces, porque la inflación baja?

La respuesta a porqué los índices indican que la inflación desciende tiene varias explicaciones y en algunos casos concurrentes, a saber:
a)      Es posible que una parte del retroceso de la inflación sea debido a la “inflación negativa” (deflación), o sea un descenso de los precios de bienes motivado por una debilidad de la demanda, lo cual se confirma por la baja sostenida y generalizada del consumo, producto a su vez de una contracción económica duradera.
b)      En la composición de los precios, los impuestos y regulaciones de todo tipo tienen una significación importante; si una parte significativa en la cadena de producción se pasa a la informalidad, los precios bajan.
c)       También es posible que se esté dejando de provisionar amortización de equipos, sustituciones, y seguramente inversiones.
d)      Reducción de márgenes por debajo de lo sostenible, lo cual surgen del dilema entre “cerrar o trabajar para mantenerse”.
Todos los puntos anteriores, de estar ocurriendo, son negativos para la economía, antes o después todas las empresas que incurran en alguno de los tipos de prácticas descriptas terminaran cerrando. Hay solo un hecho que, fundamentalmente en las grandes empresas puede estar ocurriendo, que es una mejora en los procesos productivos, lo cual sí es beneficioso y sustentable y mejora los precios finales.
Algunos ejemplos pueden darnos por confirmados los puntos anteriores: 1) la caída del consumo en gran parte se debe a “que el dinero no alcanza” (lo cual es paradójico ya que en dólares nuestros salarios son altos) pero ahí aparece el costo argentino, lastrado por la presión impositiva, inflación, regulaciones y costos de logística. 2) También hay que considerar una mayor austeridad; hoy pensamos más en decidir la compra de algún bien no imprescindible (electrodomésticos) y sí en ahorrar (lo demuestra la compra de dólares pare atesorar); 3) los pequeños comercios están teniendo mejores precios que las grandes superficies, esto es debido a la informalidad y al trabajo familiar que no cotiza; 3) las ventas en Shopping no dejan de caer; estos comercios tienen en su público objetivo los mismos que viajan al exterior, los que realizan sus compras, especialmente de vestido y tecnología en otros destinos.
Para cerrar la nota diré que en economía todo es predecible menos el tiempo en el que ocurrirán los eventos. Lo que hoy estamos viviendo en materia de precios, recuerdo que el Dólar también es un bien transable que tiene su precio, no es sustentable en el tiempo.
PD.: derrotar la inflación no es gratis, hay que pagar un alto costo inicial, y eso depende de la voluntad de toda la sociedad, no solo de un gobierno.


martes, 30 de mayo de 2017

LAS CUATRO FORMAS POSIBLES DE GASTAR EL DINERO



Amigos míos, miren que tan fácil es darse cuenta cual es la forma óptima de gastar el dinero; y pensar que esto tan simple, no hay gobierno que lo entienda.


1) Puedes gastar tu propio dinero, en ti mismo
2) Puedes gastar tu propio dinero, en otro.
3) Puedes gastar el dinero de otro, en ti mismo.
4) Puedes gastar el dinero de otro, en otro.

Les recomiendo ver aquí un vídeo con una pequeña y al mismo tiempo gran lección de teórica economía, amenamente explicada por Milton Friedman, con conclusiones tan aplastantes que obligan a lamentarse por qué estamos como estamos.

jueves, 25 de mayo de 2017

LOS PACTOS DE LA MONCLOA

En el año 2001 La Nueva Provincia me publicó un artículo sobre Los Pactos de la Moncloa. Aquel tiempo no era muy diferente respecto de los problemas estructurales sociales, políticos y económicos que vivimos hoy.
Resulta recurrente en la vida política argentina que, cuando las cosas no van bien, nos acordamos que el dialogo puede ser un principio de solución, pero siempre es de la boca para afuera. En esos momentos, como está ocurriendo en estos días, algunos iluminados recuerdan los Pactos de la Moncloa, de los que ya les anticipo, el conocimiento que de ellos tienen respecto del trasfondo y de lo que ello significó para España, es tan limitado como la capacidad de dialogo que atesoran. Nada.

Si les interesa conocer qué significaron para España aquellos pactos, los invito a leer este arie.tículo.

miércoles, 24 de mayo de 2017

CHAU PESO


El problema de nuestra económica es el déficit público, y una derivada nociva de ello es querer mantener al Peso Argentino como moneda de curso legal. Resulta loco que nos endeudemos en Dólares para pagar cuentas en Pesos, lo que lleva a tener que vender los Dólares para hacerse de Pesos.
Paralelamente al vender Dólares el Peso se aprecia y para que la gente los coloque (inmovilice) o no recompre Dólares, se le paga por los Pesos una locura (tasa pasiva), lo cual hace que aquellos que necesitan pesos prestados tengan que pagar una locura mayor (tasa activa).
Si quitáramos del medio al Peso y nos manejáramos solo con Dólares, eliminamos la “timba financiera”, no tendríamos problemas de tipo de cambio (que afecta la competitividad del sector externo cuando se aprecia el Peso o que se traslada a los precios internos con la depreciación del Peso) y fundamentalmente, no tendríamos tasas de interés estrafalarias que atentan contra crecimiento económico. Tratar de revertir la dolarización de hecho de la economía argentina que lleva varias décadas, es un capricho que nos costara muy, pero muy caro. Al tiempo.

martes, 25 de abril de 2017

SANTA CRUZ

Lo que ocurre con la provincia de Santa Cruz desde el punto de vista fiscal no es una particularidad, sino un caso más del uso del Estado para fines políticos, bajo la premisa de subsidiar la economía con cargo a los Presupuestos Generales, en detrimento de la actividad privada.
Tampoco es una particularidad, aunque en este caso no generalizada aunque sí muy expandida, de considerar a las provincias por parte de las familias políticas, como un patrimonio personal con el cual lucran y manejan de forma discrecional.
La tercera concurrencia entre santa Cruz y el resto del país es la corrupción gubernamental, la cual lo agrava todo, dando como resultado pobreza económica y cultural, condiciones necesarias para que se puedan llevar adelante las dos primeras concurrencias.
Por lo tanto nadie debe rasgarse las vestiduras, esto es Argentina amigos míos, y si queremos cambiar la forma de relacionarnos, como mínimo debiéramos asumir que tenemos un problema como sociedad, y mientras no asumamos esta realidad, condición indispensable para poder luego producir algún tipo de cambio en nuestra estructura político social, seguiremos en el barro. Solamente de nosotros depende como queremos que prosiga esta desdicha.




domingo, 23 de abril de 2017

EVOLUCIÓN DEL GASTO PUBLICO


Argentina - Gasto público
FechaG. Público (M.€)Gasto Educación (%Gto Pub)G. Salud (%G. Público Total)Gasto Defensa (%Gto Pub)Gasto público (%PIB)Gasto público Per Capita
2016194.535,539,49%4.481€
2015225.109,039,55%5.185€
2014154.514,56,92%36,43%3.595€
2013163.995,215,09%7,72%35,62%3.886€
2012157.183,315,06%8,74%34,86%3.766€
2011125.679,515,73%11,82%33,14%3.046€
2010101.535,715,57%14,07%31,72%2.489€
200978.378,816,61%17,13%32,62%1.953€
200871.759,316,63%15,79%29,05%1.805€
200759.030,415,83%15,37%28,10%1.500€
200646.751,316,35%16,35%25,21%1.200€
200539.052,515,81%16,67%24,41%1.012€
200430.504,015,16%16,92%5,23%23,00%798€
200327.742,814,36%17,27%5,35%22,71%733€
200226.019,916,44%18,23%5,55%22,60%694€
200188.654,516,36%17,14%27,22%2.386€
200086.817,216,23%17,59%26,00%2.360€
199975.673,915,88%18,09%26,24%2.079€
Argentina - Gasto público
20052010201560.000120.000180.000G. Público (M.€)
FechaG. Público (M.€)
1993
1994
1995
1996
1997
1998
199975.673,9
200086.817,2
200188.654,5
200226.019,9
200327.742,8
200430.504,0
200539.052,5
200646.751,2
200759.030,4
200871.759,3
200978.378,8
2010101.535,7
2011125.679,5
2012157.183,3
2013163.995,2
2014154.514,5
2015225.109,0
2016194.535,5

jueves, 20 de abril de 2017

GASTOS E IMPUESTOS, UNA CUESTIÓN DE TODOS

No me gusta hablar de la reducción del Gasto respecto del PIB, ya que esto lleva a interpretaciones de tipo populista cuando se trata de corregir el desajuste; como si de magia se tratara, los populistas dicen licuar el déficit sin hacer recortes vía un artificial crecimiento del PIB que ni ellos se lo creen.  
Si como sociedad no entendemos que el exceso de gasto público una vez más nos llevara a la ruina, es que no hemos aprendido nada de lo ocurrido en los 70 años pasados. La reducción del gasto no es un tema de un gobierno, sino de toda la sociedad (o al menos de gran parte de ella). Sí es responsabilidad del gobierno, instrumentar las medidas necesarias para obtener consenso, ya que por imposición tampoco se logrará nada bueno.
Si yo estuviese en el lugar del Presidente, promovería una ley por la cual el PE deberá en los próximos cuatro Presupuestos Generales, llevar a cabo una disminución real del gasto, de por ejemplo, 16.000 millones de dólares por año, de forma tal que el gasto se ubique en el año 2021, en los niveles del 2011. Paralelamente y en la misma medida que se reduce el gasto, se llevará a cabo a una reducción de la presión fiscal, eliminando impuestos distorsivos y rebajando alícuotas. La disminución de la presión tributaria estaría en torno al 10% por año. El hecho de llevar adelante esta tarea que en rigor de verdad es privativa del Ejecutivo, es que afecta más de un periodo presidencial, aunque el verdadero valor de producir estas medidas por ley, es el consenso que ello requiere.
La cuenta del carnicero diría que si bajo gastos en la misma medida que ingresos estaría en el mismo lugar, pero aquí está la clave, que la economía no siempre se ajusta a la matemática. El solo hecho de que por ley se fije el valor de la reducción de gastos e impuestos creará una confianza en la gente que, no solo aventará el riesgo político, sino que la rebaja de impuestos actuara como un mana, creando inmediatas inversiones y actividad económica, la que no solo agrandaran la base de recaudación (ingresos), sino que se crearan puestos de trabajo, lo cual combatiría la indigencia y se llevaría la pobreza a niveles de países desarrollados. Es muy posible que estas dos medidas sorprendentemente nos deje en el tercero o cuarto año superávit, lo cual nos permitirá destinar esos fondos a mejorar la calidad de vida de la población, apuntando a las inversiones en educación, salud y nunca a gastos corrientes.

La propuesta es simple, nadie en su sano juicio debiera cuestionarla, ya que no afecta solo a este periodo de gobierno y al ser aprobada por ley, reparte el costo político de la medida. Evidentemente que en los primeros meses la sociedad en su conjunto sufrirá los mayores costos de la supresión de subsidios y que muchos empleados se verán alejados de sus puestos de trabajo en el Estado (nacional y provincial), vía jubilaciones anticipadas, despidos o racionalización y reconversiones de planes sociales en trabajo real, viéndose compensados estos trasvases por la mayor actividad que generara la dinámica privada. El costo de haber creado artificialmente trabajo público ya lo estamos pagando a un altísimo precio que no es sostenible; el rebalanceo de la estructura del empleo estatal versus el privado es la clave para solucionar el déficit crónico del Estado. Habrá otros nichos de donde reducir gastos, pero subsidios y personal (estructura burocrática) se llevan la palma en la reducción del gasto.

miércoles, 15 de marzo de 2017

LA EXTORSIÓN COMO SISTEMA

Los antisistema de hoy son los herederos de los Montoneros de los setenta. Los Montoneros tenían las pistolas y la muerte como elementos de presión, hoy las armas de los antisistema es tomar la calle, cortar rutas, realizar paros salvajes y provocar desorden y mal humor en la población, jodiendo la vida diaria de millones de personas que solo quieren desplazarse, especialmente para trabajar. Si bien la comparación entre la muerte y el corte de calles puede parecer imprudente, esa no es la cuestión. El objetivo de ayer y hoy es el mismo, poner en jaque la República. En el 70 lo lograron, hoy están en ello. Eso sí, hay una gran diferencia entre la dirigencia revolucionaria de los setenta y los antisistema de hoy; los jefes montoneros eran quienes mandaban y ponían el cuerpo, los supuestos líderes de hoy son solo títeres a sueldo que mandan a sus mujeres e hijos a poner su humanidad en la calle. Detrás de ellos están políticos oportunistas nostálgicos del poder.

Así como el gobierno macri peco de no exponer en sus primeros tres meses de gobierno la real situación de bancarrota del país, y no explicar con vehemencia ayer lo que ello implicaría en materia de sacrificios, hoy aquella omisión está trayendo  múltiples reclamos y pérdida de confianza en el rumbo elegido. Así como antes si hoy no se explica detenidamente y se hace lo que hay que hacer para recuperar la calle y el orden, es muy posible que la ciudadanía que creyó que este era un gobierno de cambio pierda esa confianza y que la izquierda fogoneada por el kirnerismo cumpla el objetivo de sumir al país en el caos y debilitar así la coalición de gobierno.

Hoy como en los setenta, la República está en peligro, la izquierda acecha y el gobierno no impone la ley para ordenar la calle. Hoy, y no era así en los setenta, detrás del gobierno constitucional no hay nada que nos libre de la opresión del totalitarismo antisistema si éste se hiciere con el gobierno. Hoy, así como no se hizo en los setenta, la experiencia debe indicar que es el Estado de Derecho, como único depositario del uso de la fuerza, quien debe aplicar ésta dentro de la ley con la finalidad de llevar el orden y tranquilidad a la gente de bien que cree que un país mejor sí es posible. Cualquier otro intento de liberarnos de la extorsión de la izquierda no dará resultado y las consecuencias imprevisibles. Contra las fuerzas del mal el voluntarismo es ingenuidad. Gobernar no es fácil y generalmente gobernar bien significa tener que tomar medidas para nada simpáticas y ahí radica la diferencia entre un gobernante y un estadista. Ojalá que el tanden Macri-Vidal no se conforme solo con administrar la crisis, sino ser los estadistas que derrotaron la decadencia a la que nos llevó el populismo y la extorsión de la izquierda antisistema.

lunes, 20 de febrero de 2017

PRESIDENCIA MACRI

Creo que el presidente Mauricio Macri es quien mejor ha interpretado el rol del Jefe de Gabinete. En este punto, la Constitución de 1994 se quedó a mitad de camino entre el presidencialismo y el presidencialismo con primer ministro, erigiendo la figura del Jefe de Gabinete en un acto fallido de acotar el poder presidencial. Esta figura constitucional incierta, ha hecho que cada uno de los presidentes le haya dado una característica propia diferente, convirtiéndolo en un escriba en la presidencia Kirchener y un “ministro de ministros” en la presidencia macri. Se puede o no compartir si la elección de Marcos Peña ha sido la mejor, pero lo que no se debe discutir es el rol actual de la Jefatura de Gabinete, la cual representa el espíritu constitucional.
En las repúblicas (y en algunas algunas monarquías), la figura del Primer Ministro juega el rol de gobernar el día a día, es un piloto de tormentas, un armador de estrategias, un hacedor en el parlamento de la política ejecutiva y también, un fusible, especialmente en los regímenes semiparlamentarios. Los presidentes están más dedicados a las Políticas de Estado, las relaciones internacionales, al largo plazo, y es por ello que la duración de los mandatos es diferente, mas largos los presidenciales y cortos los primeros ministros.
Sin lugar a dudas la repercusión que tienen las malas noticias que cada día nos tiene que comunicar el gobierno, tienen como trasfondo, como autor, al “tridente”, preservando de esa forma al presidente, aunque hay momentos en los que, y ahora si digo, la poca confianza que despierta Marcos Peña en la sociedad, obliga a que sea el presidente el que en última instancia saque las castañas del fuego. No dudo de la capacidad de gestión, ni de la virtud ética e intelectual de Marcos Peña, pero hay algo que lo hace débil, no llega a erigirse como un político capaz de aguatar por sí mismo las embestidas de la carroña opositora, ni de transmitir confianza a la sociedad.
Si bien discrepo como está organizado el gobierno desde la Jefatura de Gobierno hacia abajo (muchos ministerios con ministros sin poder y desconocidos por su inacción), coincido con la jerarquía que Macri le ha dado a la Jefatura de Gabinete.

Quizás en algún otro momento de mayor estabilidad política, social y económica podamos discutir si no es aconsejable dar el paso que se quedó corto en la constituyente de 1994, y dotarnos de un gobierno ejecutivo compartido con mayor grado de libertad institucional ante las envestidas.

miércoles, 12 de octubre de 2016

A NO CLAUDICAR

El sector gremial, de la mano del peronismo, es quien más daño ha hecho a este país. Aun así, hoy que estamos en la vía del cambio, se lo sigue consintiendo, pero la paciencia ante la ortodoxia populista tiene que tener un límite. El “caballo” Suarez necesita compañía.
Seria letal para el cumplimiento de los desafíos que este gobierno se ha impuesto, más inversiones y mejor calidad de vida para todos, claudicar ante la extorsión sindical. No hay lugar para aflojar ni un poco; cualquier acto de buena fe por parte del gobierno se tornará en su contra; los sindicalistas y el peronismo no toleran estar en la oposición, quieren “lo suyo” que es seguir malversando desde el poder. y romperán con todo, como ya lo han hecho, si se los deja crecer.
Ha llegado el momento por parte del Poder Ejecutivo de explicar claramente al pueblo, personalmente el Presidente, que el reclamo sindical atenta contra el crecimiento y el bienestar, ya que va a contramano de toda lógica. Ha llegado el momento que el poder Judicial ponga en su lugar a todos aquellos sindicalistas que sabemos, su patrimonio no es producto de su trabajo, sino de los actos de connivencia con el poder de turno para llevar agua a sus molinos.

El pueblo sensato no quiere líos; el que voto por el cambio, no quiere paros políticos, y sí quiere que se terminen con las prebendas que han gozado hasta ahora los popes sindicales. Para muchos de ellos, la condena jurídica debiera ser su destino final. Que así sea.

miércoles, 17 de agosto de 2016

CONVERTIBILIDAD, BIEN GRACIAS


Para muchos argentinos, la convertibilidad del Peso fue una ocurrencia de Menem-Cavallo, desconociendo que fue el Patrón Oro, el sistema de convertibilidad que rigió a las monedas del mundo hasta la primera guerra mundial y que se enterrara definitivamente en 1971. Para la casi totalidad de los argentinos, la convertibilidad una catástrofe, nuestro "Armageddon".
Desde siempre he sido defensor del sistema de “caja de convertibilidad”, por el simple hecho de que es extremadamente riesgoso dejar la emisión de moneda en manos de los políticos, esa clase de hombres propensos a gastar sin control ni medida. En este artículo, Publicado por Libertad digital, y al que se puede acceder desde AQUÍ, podrán ver que mi axioma está demostrado por la realidad.
Por otra parte, y ahora ya en terreno local, hoy leo en El Cronista un artículo en el que se determina que el valor del dólar hoy, está en los mismos niveles que a la salida de la convertibilidad. En el mientras tanto, vale recordar que hemos sufrido tres grandes devaluaciones 2009/14/16, fruto de los desequilibrios fiscales (derivados del gasto público excesivo que se enjuga con una política monetaria salvaje), antecedidos y sobrevenidos por etapas inflacionarias que han hecho que todo vuelva al origen. El artículo del Cronista (leer aquí) destaca que “el tipo de cambio real de Argentina se encontraba en $ 0,98 antes de la liberalización del cepo cambiario. Con la apertura y el sinceramiento cambiario, el tipo de cambio saltó a $ 1,32 y luego, dado que la inflación ha sido mayor que la depreciación nominal, se ha apreciado hasta $ 1,16”. O sea, que tantas penurias para estar como estábamos entonces, con 1 dólar 1 peso, ya que la tendencia a largo es que aun el peso se deprecie más.

Lo que evidentemente no queremos aprender, es que todo el descalabro económico ocurrido desde la salida de la convertibilidad hasta hoy, es el producto de políticas despilfarradoras, populismo y demagogia, que consiste, en definitiva, en hacernos creer que el gasto del Estado no tiene límite. De ahí es que como sentencie al comienzo, no es conveniente dejar en manos de los políticos la política monetaria. Ese lujo solo cabe para los EE UU, que hoy ante la falta de un sistema de convertibilidad como el Patrón Oro, han evangelizado al Dólar como su sustito y de esa forma trasladar al resto del mundo sus desequilibrios presupuestarios (inflación). Vamos, que Nixon lo tenía claro el 15 de agosto de 1971.

jueves, 4 de agosto de 2016

TARIFAS Y RESPONSABILIDAD


Dentro del desquicio que produjo el populismo en la mente de la gente, se ha arraigado el concepto que los “servicios públicos” están al margen de los demás productos y servicios en materia de precios. Por ejemplo, “el cable” es caro, y su operación infinitamente menos compleja y más económica que llevar agua, gas o electricidad a nuestras casas. Sin embargo, lo pagamos sin chistar. Con los servicios públicos no ocurre eso, respondiendo a la premisa demagógica de que por lo "público" debe responder el gobierno y por lo tanto no nos corresponde hacernos cargo.
A lo anterior se suma que la infiltración política K en la justicia, ha encontrado en los amparos sobre tarifas, la forma de putear al gobierno, sin importar que en realidad nos está puteando a todos, ya que descapitalizando las empresas con tarifas absurdas, cada día tendremos peores servicios, y si es el Estado quien se debe hace cargo del mayor costo, más desequilibrio fiscal y más inflación, pues al fin y al cabo para seguir contando con agua, luz y gas, alguien tiene que pagar.
Propongo al gobierno que envíe a cada usuario dos facturas: una con el precio que se aproxima al real (ya que los aumentos aun no cubre costos) , y otra, según el importe que indica la justicia K. En la primera factura pondría una inscripción que indique “FACTURA RESPONSABLE”, en la otra, “EL IMPORTE DE ESTA FACTURA ATENTA CONTRA EL SERVICIO Y LA INFLACIÓN” y que cada usuario decida cual pagar hasta tanto se solucione la cuestión de fondo.

Para aquellos que tienen débito automático, se le cobrará la FACTURA RESPONSABLE y quien no la acepte, se deberá dar de baja, y concurrir a un centro de pagos a abonar la factura inflacionaria. Las ventajas y comodidades del débito automático no se deben poner al alcance de aquellos que pudiendo pagar se hacen los piolas, porque para quienes realmente no pueden pagar, existe la tarifa social.

viernes, 22 de abril de 2016

LOS SINDICATOS Y EL EMPLEO

Parece ser que al menos una parte importante del arco político va entendiendo lo imprescindible que resulta restablecer el orden constitucional. Los tres poderes mantienen lazos impropios que invalidan la vida Republicana.
Por su parte también parece ser que los responsables de los tres poderes también están tomando nota que la corrupción es una lacra que mata, y con sus más y sus menos, se van dando pasos en la dirección correcta.
Ahora bien, existe “otro poder” oscuro, antidemocrático, totalitario, corrupto y más y más, que lamentablemente está totalmente fuera del sistema Republicano: los sindicatos.
Si bien existe una normativa abundante que regula el funcionamiento de los sindicatos, la misma esta vulnerada desde el mismísimo artículo 1 de la Ley de Asociaciones Sindicales. Y para más inri, la base de sustentación económica proviene de las concesiones que graciosamente le han otorgados los sucesivos gobiernos, y no de sus bases como debiera ser. Tal es su poder de destrucción (aun con poca tropa) que lamentablemente los sindicatos se han constituidos en árbitros de las políticas públicas, llevando a nuestro país en los 70 años precedente, cada día un poco más atrás, mientras los Secretarios Gremiales se encuentran económicamente siempre mas arriba.
Ayer, y en la línea de la decadencia en la que se mueven, los sindicatos con gran parte de la oposición como telonera, han impulsado un proyecto de ley “anti despidos” que de sancionarse, contribuirá aún más a debilitar el mercado laboral. Existe sobradísima experiencia pasada y presente a lo largo y ancho de todo el mundo, que nos indica que las regulaciones laborales y el encarecimiento de los despidos son la mejor conjunción para que los empresarios se abstengan de realizar contrataciones.

Por lo tanto, solo dos cosas hay que pensar cuando se presentan proyecto de esta naturaleza: 1.- Que existe la voluntad demagógica y populista de congraciarse políticamente con todos aquellos que sufren la lacra del desempleo pensando en las próximas elecciones, o 2.- Que existe la voluntad política de poner el palo en la rueda al gobierno, con las consecuentes intenciones desestabilizadoras ya conocidas. No se me ocurre otra consideración y cualesquiera de las dos mencionas resultan repugnantes.

viernes, 15 de abril de 2016

LA DESTRUCCIÓN CREATIVA

El concepto de destrucción creativa fue divulgado por las obras del economista austriaco Schumpeter. Consiste en permitir que la innovación de lugar a nuevos productos, o formas de producir o de organizar las empresas, lo cual inexorablemente de ser exitoso, acaba con los anteriores sistemas de organización o productos. Este proceso que en sí mismo es dinámico y potente, es donde radica la fuerza del capitalismo. Detrás de una innovación hay personas altamente capacitadas, emprendedores que generan trabajo siempre más productivo y de mejor calidad que los preexistentes.
Desde que el mundo comienza con la industrialización, obra de las innovaciones introducidas en los procesos, a la par se produce el desarrollo en las condiciones de vida de los ciudadanos; comienza a prolongarse la expectativas de vida, se minimizan las epidemias y enfermedades, se avanza en el confort de la vida en el hogar y en el trabajo, la movilidad acorta distancias y el conocimiento crea hombres libres, y esto que arranco con fuerza hace ya dos siglos, no se detuvo nunca en el mundo capitalista. Según hubiese sido la apertura económica y seguridad jurídica, lo ha sido el desarrollo. Cabe recordar que al comienzo de la industrialización, sus detractores indicaban que ello acabaría con los puestos de trabajo lo que llevaría a la ruina social.
Con la llegada de las mejoras de las comunicaciones, especialmente la difusión masiva de Internet ha cambiado radicalmente el concepto de “la organización de las empresas”. Hasta ahora una empresa como primera condición debía tener un lugar físico donde radicarse, realizar habitaciones, registros, pagar tasas y un sin fin de requisitos. Con el tiempo toda la burocracia se fue allanando, y en países desarrollados, las “ventanillas únicas” resolvían toda la tramitación para constituir una empresa en pocas horas. Hoy esto también es el pasado, la tecnología y la difusión de Internet permite crear una empresa virtual y global que inmediatamente está presente en cualquier lugar del mundo. Una APP lo resuelve todo.
En esta situación de “jaque tecnológico” se encuentran muchos comercios y empresas tradicionales; Mercado Libre, Uber, Netflix, Despegar, los Home Banking y cientos de empresas “de Internet”, ya han acaparado el interés de particulares en asociarse para realizan transacciones, adquirir productos o servicios lícitos, con medios lícitos, y plataformas de pago seguras, desconociendo como consumidores, “la cara del vendedor” y el destino de los pagos (tampoco como consumidores nos debe importar). Ahora bien, a los gobiernos sí les importa el tema fiscal en las empresas globales, y desde ya les digo, tienen la batalla perdida.

Si yo fuera gobierno trabajaría para que sea mi país por sus condiciones de libertad económica y seguridad jurídica, el elegido por las empresas tecnológicas para radicar sus centros de operación. La Destrucción Creativa, a la vez que genera empleo de calidad, destruye empleo con baja capacitación. Aquí sí debe estar presente el Estado, procurando la mejor formación para sus ciudadanos y así el balance siempre será favorable. Cuando Estado y Capitalismo caminan juntos, los beneficios para los habitantes son inconmensurables. 

EL KIRCHNERISMO Y SUS SEGUIDORES

Las diferencias entre el kirchnerismo y el resto del arco político, incluidos peronistas, son abismales. Podríamos decir que las diferencias son tan extremas, que mientas el kirchnerismo defiende un régimen de gobierno totalitario y populista, el resto de la oposición, con sus matices, va por la defensa de la República. Aun así, PUEDO ENTENDER que hubiese una parte de la población que esté de acuerdo con el totalitarismo populista y que con esa propuesta continúen intentando recuperar el poder por la vía democrática.

Lo que NO PUEDO ENTENDER es lo que surge del siguiente simple análisis:

  1. La familia Kirchner desde 1987 ha tenido ingresos provenientes de sueldos como funcionarios, Intendente, Gobernador, Diputaciones, Cenaduría y tres mandatos Presidenciales.
  2. Sugiero que quien tenga la información, sume todos los sueldos netos percibidos frutos de los diversos empleos públicos.
  3. Por otra parte, podemos “aceptar” la premisa de que al ocupar el poder, no han tenido que afrontar gastos personales corrientes de ningún tipo, admitiendo que se los hemos pagado con cargo a los presupuestos. Incluso adicionar a los ingresos obtenidos, los beneficios de una buena administración financiera, considerando la tasa máxima de colocación de productos financieros durante el periodo.
  4. Si ponemos a la izquierda la cifra neta obtenida por la suma de sueldos y beneficios, y a la derecha las fotos de sus propiedades inmobiliarias y hoteleras, no sería necesario ninguna opinión calificada para darse cuenta que algo no cierra.
     EFECTIVAMENTE, LO QUE NO CIERRA ES EL ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO.

Dado que la condición de los kirchner y compañía es moralmente y jurídicamente condenable, sus actuaciones y escenificaciones forman parte de una burda estrategia populista para victimizarse.  LO QUE NO SE ENTIENDE es la actitud de sus seguidores, como pueden continuar respaldando ciegamente a dirigentes que no solo hacen ostentación de su riqueza, sino que los utilizan impúdicamente para intentar ocultar sus espurios fines personales.  

jueves, 31 de marzo de 2016

COMO FINANCIAR LAS OBRAS PÚBLICAS


Cuando nos referimos a las Obras Públicas, sin lugar a dudas más allá de las soluciones de ingeniería civil, la ingeniería financiera juega un rol extremadamente importante.
Haciendo un poco de historia, recordaré que al inicio de la Vialidad Argentina, allá por la década del año 30, la financiación de las carreteras se realizó mediante la creación de un “fondo acumulativo e inviolable destinado a la construcción, indemnizaciones, conservación y vigilancia de caminos afirmados”, que fuera ideado por el entonces Inspector General del Ministerio de Obras Públicas, Ing. Enrique Humet, que proveía el impuesto de 1ctv. por litro de nafta. Esta recaudación ingresaba a las arcas estatales y como es un impuesto de fácil recaudación e imposible evasión, el Estado se fue apropiando de esos recursos específicos dejando Vialidad sin dineros. Esta forma novedosa para los años 30 de conformar el fondo vial mediante un impuesto específico, hoy está muy depreciada por el mal uso por parte de los gobiernos de los recursos específicos y el conjunto de impuestos que ya graban los combustibles.
La forma tradicional para el financiamiento de las obras públicas, es que éstas se realicen con cargo a los Presupuestos Generales, aunque en tiempos de escasez esta receta no cierra, máxime cunado la demanda de infraestructuras es muy alta. Por lo tanto, hoy y siempre se deben buscar fórmulas alternativas, las que en sí mismo originan amplios debates ideológicos basados en la equidad.
Básicamente encontramos dos fórmulas de financiación alternativas a los Presupuestos, a) mediante la toma de Deuda Pública por parte del Estado o b) por el cobro de un canon, tarifa o peaje por el uso de la infraestructura. En el en el primer caso, el costo se reparte entre todos los contribuyentes, mientras que en el segundo solo pagan (financian) la obra quienes la utilizan, bien sea en forma directa o indirectamente los consumidores en el caso del transporte.
Existe una forma mixta, poco empleada, que tuve la oportunidad de conocer por trabajar en dos Autovías en la Comunidad Foral de Navarra, que es el “Peaje en la Sombra”, que consiste en la asociación público-privada, mediante la cual el Estado adjudica a una empresa privada la construcción de una infraestructura y su mantenimiento, y por ello el Estado le recompensa con un canon anual en función del uso (coches que pasan por kilómetro en el caso de las autovías), lo cual permite afrontar inversiones sin recurrir al endeudamiento.

Para entender cómo funcionan los diversos sistemas de financiamiento, les dejo un artículo interesante publicado en Navarraconfidencial.com sobre el particular, tomando como ejemplo una Autovía en esa comunidad. 

jueves, 17 de marzo de 2016

100 DIAS

Desde hace unas semanas, tengo escrito un artículo en el que manifiesto mi opinión sobre los aciertos y errores del actual gobierno, el cual pensaba publicar cuando se cumplieran los 100 días de gobierno. Por el momento retrasaré un tiempo su divulgación.
El motivo de no publicarlo surge de una observación que me hicieran, respecto de que “no es posible sacar conclusiones sobre estos 100 días cuando se ha partido de un suelo minado ex profeso por los anteriores traidores de la Nación”, lo cual ha condicionado al gobierno a resolver solo apremios y emergencias, sin poder poner en funcionamiento un plan de gobierno para el desarrollo.
Recibir un gobierno con récord de Déficit Fiscal (solo superado por los años 1975 y 1978) aun teniendo un récord histórico de recaudación, sin Reservas netas y sin crédito, todo ello enmarcado por el peor ambiente de conspiración, corrupción y beligerancia, no constituye un base de apoyo para construir nada. Por lo tanto he entendido que no corresponde juzgar al gobierno bajo estas condiciones.
He comprendido que el gobierno en estos 100 días, esencialmente se ha encargado de apuntalar los cimientos de la República, y por tanto juzgaré su accionar cuando considere que la base de sustentación se ha consolidado y por lo tanto se tienen las condiciones para reconstruir la Nación.

No obstante adelanto que a parir de aquí, la cuesta será más empinada para el gobierno. Ni el JP disidente, ni el FR apoyan al gobierno para que le “vaya bien” como demagógicamente dicen, sino por pura especulación política. Su objetivo es derrotar al gobierno, primero en las legislativas de 2017 y luego en la presidencial y bajo ese interés se moverán, dando apoyo si cabe pero a un precio muy alto, como unos verdaderos buitres que son. 

martes, 8 de marzo de 2016

HACIA UN SISTEMA EFICIENTE DE TRANSPORTE

Un plan de trasporte terrestre de cargas y pasajeros, dadas las condiciones actuales en la que se encuentran las redes ferroviarias y de carreteras, implica un desembolso dinerario ingente que aun en el caso de ser sostenido en el tiempo, puede llevar décadas desarrollar un sistema de transorte eficientemente. El objeto de esta comunicación solo tiende a dar cuatro pinceladas de por dónde deben ir las soluciones. 
En primer lugar diré que desde el inicio las inversiones deben tender a la eficiencia, lo cual lleva a afirmar que las autopistas que se comiencen a construir, deben pensarse como vías de transporte liviano, lo cual no indica que no se deba prever una composición del tránsito sin camiones, pero sí con un porcentaje inferior al actual.

En segundo lugar propiciar el transporte de cargas por FFCC, pero no solamente en la forma tradicional, sino mediante el trasporte de los camiones en trenes como se muestra en el video



Este sistema combinado Camión-FFCC, da todas las flexibilidades del camión con la ventaja de los ahorros energéticos de la formación de trenes y otros beneficios derivados de factores medioambientales y menos gastos de reposición de carreteras. Solo hay que pensar en grandes centros de carga y descarga de camiones y el resto es pura y dura solución ferroviaria. Al mismo tiempo al reducir el porcentaje de camiones en las autopistas, reducimos la inversión en la estructura del pavimento.
Desde mi óptica, todo el sistema de vías de alta capacidad y velocidad debe ser pagado por quien lo usa, y ahí tenemos el gran debate, peajes o "peajes en la sombra" él que se puede organizar de diferentes modos, sin olvidar que los combustibles tienen un altísimo porcentaje de impuestos que en parte, debieran volcarse en el sistema vial integral.
En el siguiente vídeo se observa cuan fácil es la carga del camión al tren!!!



Otras formas intermodales de transporte